Skip to main content

metodo para procesos creativos compartidos

Método Online

compra en Amazon

ETAPAS Y PASOS

freccia sinistra

- Profundización I -
Dudas en torno a una dinámica colectiva

por Pavel Mejías

foto pavel majias

Queremos llevar a cabo una dinámica colectiva. Nos abrazamos, nos miramos a los ojos; procuramos percibirnos en el cuerpo de los otros, reconocer sus emociones. Este ejercicio busca producir, al menos momentáneamente, una suerte de simbiosis que nos permita comportarnos como un solo cuerpo y una sola mente al enfrentar un proceso junto a otros.

Al igual que cualquiera de las dinámicas, etapas y pasos que el "Método para Procesos Creativos Compartidos" propone, éste ejercicio debe contemplar distintos niveles de aplicación. Es decir, es importante tener en mente que las primeras veces que lo apliquemos, quizá habrá ciertas barreras que no cedan del todo rápidamente.

En este caso, la experiencia necesaria para profundizar cada uno de los pasos en conjunto no es sólo personal, sino también colectiva. Aún cuando una o más de las personas involucradas tenga experiencia previa en su aplicación, desarrollar suficiente confianza y compenetración como para llegar juntos al fondo de cada reflexión puede tomar tiempo. Es posible que quien tenga más experiencia logre "llevar de la mano" a su colectivo, pero no está bajo su control lograr la apertura de los otros: este es y será siempre un proceso personal.

En el ambiente propicio (que, sostenemos, es un espacio común, compartido por un grupo abierto en el respeto mutuo), esta apertura y desenvolvimiento se hacen posibles: se despierta el potencial de cada quien de ser sincero hacía sí y los otros. Esto abre puertas a una profundización creciente en el nivel de "acoplamiento" en este intercambio; la dinámica compartida da paso a la colaborativa, que a su vez invita a iniciar una dinámica colectiva.

En ésta, todas las decisiones se toman en conjunto. Así, una eventual obra fruto de ella, será de autoría de todos sus integrantes, sin distinción por especialidad o sección de trabajo: el colectivo es responsable de cada una de las partes y de todos los aspectos de la obra.

Al avanzar en un proceso de estas características, puede que observemos lo siguiente: luego del primer ejercicio de percepción mutua, cada quien escribe su Texto Libre. Surgidos de un momento de percepción común, no es extraño que éstos muestren similitudes. Sin embargo, luego de esto puede pasar que el proceso parezca bifurcarse.

Al analizar, cada quien designa de manera diversa lo que vé, lo que distingue en aquel impulso inicial que ha quedado registrado en un trozo de papel. Esto también es de esperar, pues el análisis es un proceso mental (intelectual) que, por lo mismo, remite a una memoria conceptual nacida de experiencias personales pasadas.

Si bien estímulos análogos producen reacciones fisiológicas análogas en cada ser humano (las emociones básicas son comunes a todos), estos instantes experienciales suceden en lugares y momentos distintos para cada quien; contextos particulares que marcan las posteriores asociaciones que, ante un estímulo dado, una persona puntual llevará a cabo. Como consecuencia, mientras el significado operativo de una palabra es igual para todos (un abuelo materno es el padre de la madre de alguien), el significado experiencial -su "carga emocional"-, difiere de una persona a otra (mi abuelo materno es gracioso, mientras que otro puede ser severo), invitando a asociar el concepto de manera diversa.

Se podría decir que estas asociaciones (mentales, y por lo tanto posteriores al momento emocional primigenio), generan una segunda capa de la experiencia actual, que a su vez gatilla emociones secundarias. Naturalmente, cuando la memoria entra en juego, la asignación de conceptos difiere; eso lleva a que el análisis se "personalice" progresivamente.

Sea como fuere, el efecto que esta diversidad en la asociación produce es una bifurcación acumulativa de los procesos paralelos: a cada paso de análisis, la distancia entre cada uno de ellos se hace potencialmente más grande. ¿Cómo conciliar este fenómeno con la intención de continuar una dinámica colectiva?

Una opción es dejar que cada quien siga su curso y los procesos se separen. Esta es una posibilidad, en la cual procesos que surgieron de un momento de percepción común, paso a paso se diferenciarán hasta llegar a ser completamente independientes. No hay que ver con malos ojos este camino: más allá de nuestras intenciones iniciales, para que un proceso creativo sea sincero, su desarrollo debe seguir el rumbo al que lo lleven las necesidades personales de cada quien, sin forzarlo en ninguna dirección preconcebida. No obstante, puede que esta bifurcación sea sólo un efecto colateral y no refleje la verdadera esencia emocional e imaginativa de quienes están elaborando, por lo cual cabría mantener la puerta abierta a posibles resonancias que se adviertan a lo largo del camino. Esto aplica tanto para procesos surgidos de la intención manifiesta de trabajar en colectivo, como para aquellos que iniciaron como proyectos personales.

Entonces, ¿cómo alimentar nuestra dinámica colectiva para mantener la unidad sin forzarla? ¿Basta con confrontar continuamente los productos parciales de los pasos sucesivos que se propone (textos, dibujos, esquemas, gráficos)? ¿Hasta qué punto la bifurcación de los procesos es conciliable?

Estas preguntas quedan abiertas; aunque cabe imaginar alternativas para alimentar nuestra dinámica colectiva con la esperanza de verla florecer. Aquí, un par de ideas preliminares:

1) Considerar la posibilidad de realizar, antes de cada nuevo paso, pequeños ejercicios análogos al que se propone al inicio: volver a mirarse, abrazarse, prestar atención a los otros; procurar acentuar la naciente percepción común y ahondar la confianza mutua paso a paso.

Una tendencia heredada de los esquemas a los que comúnmente nos vemos sometidos en nuestra vida creativa es la de aislarse más y más a medida que nos adentramos en una idea. Esta inercia, arbitraria e inútil desde el punto de vista de la creación como acto comunicativo, debe romperse continuamente, para lo cual no siempre basta un intercambio de palabras, pues en ellas encontramos igualmente un refugio solitario (los conceptos nos permiten elaborar máscaras y justificaciones).

2) Considerar la posibilidad de definir en conjunto ciertos pasos que deben producir necesariamente un resultado único (colectivo): mientras que ciertos pasos pueden beneficiarse de la existencia de diferentes versiones del mismo proceso (como puede ser el Dibujo Libre o la Tabla de Parámetros), hay otros que probablemente requieren de una versión única, pues implican decisiones que afectan el resultado final de la obra. Algunos ejemplos de esto podrían ser la Sinopsis o el Gráfico Estructural, los cuales determinan en buen grado la sustancia de la obra final. Por ende, una posiblidad es decidir realizar, en conjunto, un producto unificado en los pasos que se considere necesario.

3) Dedicarse activamente a hallar afinidades entre los distintos productos parciales que cada quien va generando, en busca de posibles inclusiones, síntesis y amalgamas que puedan existir y pasar desapercibidas. También puede considerarse la opción de abrir "ventanas" dentro de una elaboración general para incluir elementos distintos, que a primera vista pueden parecer difíciles de aunar. Es necesario tomar la iniciativa y expandir continuamente los propios horizontes si lo que se quiere es encontrar puntos de contacto: la estrechez produce distanciamiento.

Finalmente, cabe preguntarse nuevamente: ¿por qué llevar a cabo una dinámica colectiva? Y la respuesta puede ser tan obvia como importante: para conocerse más a uno mismo y a los otros; para acercarse; para llegar a rincones inexplorados de nuestras relaciones y fortalecerlas; para aprender con otros; para encontrar soluciones y sanar heridas; para profundizar el lazo que tenemos con otras personas y buscar alternativas de convivencia.

Pues, en suma, el objetivo ideal de una dinámica de este tipo es alimentar justo lo que aseguraría su realización rotunda: la capacidad de llevar una vida en común.

freccia sinistra

Para leer el texto completo sobre el Método, considera la posibilidad de adquirir el libro...

compra en Amazon


Invitamos a comentar con impresiones, preguntas o dudas, para solucionarlas juntos...